lunes, 7 de diciembre de 2015

¿Qué es vivir en el presente?


Vivir en el presente es experimentar el flujo ininterrumpido de nuestra conciencia en el Ahora. Dicho de otra forma, es disfrutar la existencia propia con la serenidad que los pensamientos y ansiedades del pasado o las preocupaciones del futuro, son una ficción que resulta de una interpretación torcida del tiempo y del espacio: No hay nada más efímero que el pasado ni más incierto que el futuro. Cada instante presente se convierte casi automáticamente en el pasado, a un ritmo incomprensible para los sentidos. De igual forma, el futuro no es un punto fijo en la línea del tiempo y más bien depende de nuestra posición relativa en el universo.

Contrario a lo que algunos podrían pensar, estar en el Ahora es la forma más estratégica de vivir. El presente es real. Si estamos despiertos, el Ahora puede ser vivido libre de pensamientos que operan como huellas del pasado o de ansiedades que invaden la mente como especulaciones sobre futuro. El camino hacia la felicidad requiere vivir en el Ahora porque ese es el único espacio-tiempo en donde ésta se puede experimentar de forma legítima.

Al estar libres de las ataduras de una noción rígida del tiempo, somos libres para construir nuestro propio destino con la responsabilidad que implica asumir que cada acto presente tiene consecuencias. Vivir en el presente es actuar con cada uno de los sentidos abiertos a los estímulos de nuestro entorno pero a la vez conscientes de que toda acción que nazca de nuestros pensamientos, tendrá su impacto correspondiente. Vivir en el presente es también la forma más responsable de vivir.

Estar presentes es estar despiertos. Al ser capaces de trascender las inercias que el mundo exterior quiere imponer en la forma en que vivimos la vida, logramos mayor libertad y flexibilidad de acción. Las costumbres no son por definición ni malas ni buenas. Sin embargo, la aceptación mecánica de hábitos, sin una reflexión adecuada de las implicaciones que cada práctica cotidiana tiene, es a su vez una renuncia a experimentar el Ahora. Por su parte, la concentración óptima de esfuerzo en la realización de las tareas que realizamos, es el resultado de entender la dinámica de los hábitos sanos y la importancia de la flexibilidad como un principio de vida. Vivir en el presente es la mejor forma de darle orden y libertad a nuestra vida.

Finalmente, estar presentes implica saber dar nuestra atención enfocada y sincera en el momento preciso a cada persona que merece la dedicación de nuestras energías. Para conectarnos con autenticidad a los demás, es imprescindible evitar que pensamientos intrusivos del pasado o expectativas del futuro sean los que controlen la dinámica de nuestras relaciones. Vivir en el presente es la mejor forma de amar.

jueves, 30 de julio de 2015

Solicitud de clemencia para Bernardo Aban Tercero, el nicaragüense condenado a la pena de muerte en Texas, EEUU.

¿Han escuchado del caso de Bernardo Aban Tercero? Bernardo es el primer ciudadano nicaragüense en ser condenado a muerte en los Estados Unidos.

La sentencia de pena capital está programada a llevarse a cabo en el Estado de Texas el día 26 de Agosto de este año. Personalmente estoy en total desacuerdo con la pena de muerte por una serie de razones éticas, morales, espirituales y legales. Estoy seguro que muchos de ustedes también se oponen a la pena de muerte. Sin embargo, en este caso en particular la situación es especialmente preocupante ya que existen una serie de irregularidades en el juicio, así como mucha información que no fue tomada en cuenta o usada por la defensa. Este es un ejemplo clásico de cómo la pena de muerte de aplica de forma desproporcionada a casos de personas que no tienen los recursos económicos para una buena defensa. Por ejemplo, existe evidencia muy convincente de que Bernardo era menor de edad cuando cometió el crimen.

Indudablemente Bernardo cometió un grave crimen al quitarle la vida a una persona inocente. Sinembargo, el castigo de la pena de muerte es excesivo. En base a esto, el pasado 4 de abril de 2013, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de Bernardo Tercero, ya que la CIDH encontró que se violaron una serie de derechos de Bernardo durante el caso; el primero de ellos, la negación de la corte de aceptar la partida de nacimiento de Bernardo, que es originario de Posoltega, Nicaragua.

Por este medio los invito a ver el enlace
http://www.save-innocents.com/save-bernardo-aban-tercero.html y a escribir una nota de solicitud de clemencia para Bernardo. También pueden enviar un correo a bt77351@gmail.com en donde incluyan su nombre, edad, ocupación y país de residencia (o también pueden enviar esta información a través de la página de contacto de Save Innocents), para hacer la solicitud de clemencia.

Finalmente, deseo expresar mi más profundo pesar a la familia del Sr.Berger por su pérdida. Reitero que Bernardo es culpable de esa muerte y merece pagar por ello. Nada podrá regresarle la vida al Sr. Berger. Bernardo ha permanecido ya 17años de encarcelamiento en el pabellón de la muerte, en régimen de aislamiento y ciertamente merece ese tipo de castigo. En ese sentido, espero que la solicitud de indulto para Bernardo no sea un irrespeto a la familia Berger a quienes tampoco conozco (nunca he conocido a Bernardo). Simplemente creo que ningún jurado que quiera hacer justicia hubiese fallado a favor de la pena de muerte si Bernardo hubiese tenido una buena defensa. Igualmente creo que matar a Bernardo no reparará el daño que se ha hecho.

Les invito areflexionar sobre este caso y a visitar el enlace http://www.save-innocents.com/save-bernardo-aban-tercero.html</a>

Con respeto,

Félix Maradiaga Blandón

jueves, 15 de enero de 2015

La "mayordomía" como liderazgo eficaz

Creo fielmente que nadie puede liderar eficazmente ningún proyecto sin primero tomar liderazgo de su propio Ser; ello implica, tomar control de nuestra vida espiritual, de nuestro cuerpo y de la mente. La calidad del liderazgo externo es un reflejo fiel del estado en que se encuentra el yo interno. Sólo el árbol saludable puede dar buenos frutos.

Los gerentes o líderes de diferentes emprendimientos harían bien en recordar que si en nuestra vida más íntima hay desorden y desbalances, la relación con nuestros colaboradores será igualmente desordenada.  Quizás sea posible para muchos personajes en posición de poder, mantener por algún tiempo una imagen pública de integridad. Esa asimetría entre la realidad interior y el espejismo exterior es posible gracias a una cultura de la fantasía y del disfraz, donde parece más rentable ocultar nuestras debilidades que vivir una vida de autenticidad. Sin embargo, si la imagen no es consecuente con la Verdad que se vive, es posible que más temprano que tarde los proyectos se derrumben como gigantes con pies de barro. De ahí la importancia de recurrir con regularidad a prácticas de introspección como la oración y la meditación.

El diálogo sincero y frecuente con Dios es un camino certero para construirnos un estilo de vida en mayordomía, donde el ser humano alcance poco a poco un estado de armonía entre su mundo espiritual y las metas de prosperidad material en la tierra. No se me ocurra una forma más maravillosa de servirle a Dios y a la sociedad, al mismo tiempo que se busca la felicidad.