domingo, 1 de julio de 2012

México: El tema que obviaron los candidatos



Entrevista a Félix Maradiaga hecha por  Kathy Elieth Juárez Almendárez, para El Nuevo Diario


¿Qué impactos tienen para Nicaragua y Centroamérica las elecciones presidenciales de México?

En ningún caso avizoro un cambio sustancial de la política exterior mexicana hacia Centroamérica, ni aún en el escenario en que resulte ganador el candidato izquierdista del PRD, Andrés Manuel López Obrador. Por su parte, el candidato del PRI Enrique Peña Nieto ha dicho en su plan de gobierno que va ha fortalecer el liderazgo de México en el mundo. Sin embargo, él representa a un partido que ha sido históricamente muy pragmático en sus relaciones internacionales y de ganar, seguro mantendrá ese mismo pragmatismo hacia Centroamérica.

Para nuestra región, los temas de interés mutuo más sensibles siguen siendo la problemática del narcotráfico y el crimen organizado, la violación a los derechos humanos de los indocumentados centroamericanos en su paso hacia el norte y las relaciones comerciales con nuestra región. Sin embargo, con mucha pena debo acotar que México le ha dado la espalda a Centroamérica, como se lo he expresado personalmente a los tres ex presidentes mexicanos con quienes he podido abordar el tema. Es urgente que una nueva administración presidencial de México, trabaje de la mano con las autoridades Centroamericanas  para encontrar una pronta salida a la expansión de la influencia que están teniendo los cárteles de la droga mexicanos hacia nuestra región. Centroamérica no puede seguir sola en ese esfuerzo.

¿Cómo analiza la posibilidad de López Obrador de ganar las elecciones?

Creo que las posibilidades de López Obrador de ganar las elecciones siguen siendo limitadas. Es cierto que en las últimas semanas su candidatura pareció ganar más impulso gracias a algunos desaciertos mediáticos del candidato del PRI y a la acción de movimientos juveniles de protesta como el Yo Soy 132. A pesar de ello, considero que el líder del PRD terminará en segundo lugar y que Enrique Peña  Nieto obtendrá la presidencia, posiblemente con más del 40% de los votos y diez puntos porcentuales por encima del segundo lugar.

¿Cómo valora el escenario en México referente a estas elecciones?

Pienso que México vive uno de los más difíciles capítulos de su historia política reciente, no sólo por la ola de violencia que arremete contra varios estados de la federación, sino porque las cuestionadas elecciones de julio del 2006 dejaron profundas heridas de credibilidad en el sistema electoral. A partir del 2000, el Instituto el Instituto Federal Electoral era citado como un modelo de instituto electoral en América Latina y ahora se está a la expectativa de que sectores de la sociedad mexicana no acepten los resultados. Adicionalmente, las probabilidades de que el PRI, el partido que gobernó México por 71 años, regrese al poder, son bien altas y esto pondrá al país en una nueva transición política.

A pesar de esas situaciones, soy optimista y creo que los resultados tendrán un buen grado de legitimidad. El IFE ha acreditado a más de  treinta mil observadores locales y a más de setecientos observadores internacionales procedentes de sesenta y seis países.  Es decir que habrá una súper vigilancia en la mayoría de los
143,151 puntos de votación.

¿Por qué considera que ninguno de los candidatos a obtener la silla presidencial propuso acabar con la narcoactividad?

Creo que con el silencio han admitido que ese es un tema espinoso en el cual hay pocas probabilidades de ser convincentes ante una inmensa población de casi 79 millones de Mexicanos aptos para ejercer el voto. Una promesa de erradicar completamente la narcoactividad tampoco sería creíble, porque es obvio para la opinión pública de México que un gran parte de ese problema es causado por el consumo de drogas en Estados Unidos y el tráfico de armas proveniente de ese país.

Por otra parte, el actual presidente Felipe Calderón, optó por una lucha frontal contra los narcotraficantes y el crimen organizado, una decisión valiente desde mi perspectiva, pero que ante la opinión de la mayoría de los mexicanos ha sido inefectiva. El resultado es un saldo superior a los 55 mil muertos y una verdadera guerra civil en varias ciudades mexicanas que hoy están entre las más peligrosa del mundo como es el caso de Ciudad Juárez, Acapulco, Torreón, Chihuahua, Durango, Monterrey y Veracruz.
No creo que la política de ofensiva frontal impulsada por Calderón haya sido un error. La violencia no es generalizada  ya que casi el 50% de las muertes se concentran en sólo 17 municipios mexicanos y el 70% de las muertes ha sido entre los mismos narcotraficantes. Sin embargo, gran parte de los mexicanos opinan que un nuevo gobierno debería plantear una estrategia distinta de seguridad. Quizás por esta razón es que Josefina Vásquez Mota, candidata del partido de gobierno, ha visto sus posibilidades mermadas ante una mayoría de votantes que quiere un cambio.  

¿Qué opinión le merece la candidatura de la única mujer que compite por la silla presidencial, Josefina Vázquez, del Partido Acción Nacional, PAN?

Creo que es una buena candidata con credenciales sólidas. Su desempeño como funcionaria pública ha sido muy bueno y no dudo que como presidenta ejercería un buen papel. Sin embargo, su candidatura tiene algunas debilidades que le restan oportunidad de salir electa. En primer lugar, se le asocia a con la actual política de seguridad del partido de gobierno y no ha podido presentar una imagen de relevo. Es percibida como la candidata de la continuidad del PAN cuando la gente quiere cambios. Además, creo el machismo continúa teniendo cierto peso en la política mexicana.

--------------------------------------------------------------------
Managua, 30 de junio de 2012.

Nota: Parte de esta entrevista fue publicada en la edición de El Nuevo Diario del primero de julio de 2012: http://www.elnuevodiario.com.ni/politica/256462-mexico-tema-que-obviaron-candidatos